jueves, 11 de agosto de 2011

Des amando



A: Yamila Marquez…
por las razones compartidas,
la amistad y la disertaciones sobre el amor y su incorporeidad.



Vas poco a poco
mentira de mi carne
sosteniendo mi cuerpo.
En este eclipse
que no termina en mis pies me desplazo,
sombra que me grita,
ave lunática que me persigue
esperando que mis ojos se cierren al impulso de ver este mundo;
aun sobre tu acoso
veo venir un diluvio,
la menguada claridad de mis sucesos no tienen una voz posible,
el silencio es su idioma
la transparencia
su Dios desnudo.
Irresoluta ya no pregunto,
ya no diseño,
tampoco fluyo,
es demasiado duro no contar con nada,
no pertenecer a nada,
no tener un nombre,
vacía me preparo para una tarea inédita,
no marcada en los oráculos,
no mencionada en las cartas astrales,
no cuantificada en los Itá.
Como un monje taciturno
contemplo las constelaciones,
siento el aliento de los dragones dormidos,
espero los pasos de las luces ocultas titilando en la cerrada noche
A ver si el agua me hace el milagro de bautizar mí sed,
de limpiar el escondrijo de mí corazón enfermo
que solo quiere vivir amando
cuando el amor ha partido de órbita
y estacionado en otros confines
olvido este rumbo.